Carta de los presos políticos del CECOP al MAPDER en su 15° Aniversario, desde el Cereso de Acapulco

Cereso de Acapulco, Guerrero, a 16 de noviembre de 2018

Compañeras y compañeros del CECOP y del MAPDER:

Los presos políticos del CECOP y de la Policía Comunitaria de Cacahuatepec los saludamos combativamente desde este penal donde llevamos más de 10 meses encerrados por delitos que el gobierno nos ha fabricado.

Estamos muy tristes por no poder estar con ustedes en este gran Encuentro, pero a la vez muy contentos porque nos visitan. Sean ustedes bienvenidos a tierras surianas donde nació el MAPDER hace ya 15 años.

Salsipuedes es también territorio comunitario, un lugar emblemático, donde hemos dado grandes batallas contra la Presa La Parota y por la libertad de los compañeros.

Queremos hacerles saber que seguimos luchando aún estando en la cárcel.

No bajaremos la guardia.

No daremos ni un paso atrás.

Estamos puestos para seguir defendiendo nuestras tierras.

Además, no estamos solos. Ustedes los del MAPDER y todas las organizaciones sociales nos respaldan: ¡La Parota no va!

Son ya 15 años que el CECOP ha tenido que soportar la represión, la polarización, la persecución, la criminalización, el encarcelamiento y hasta la muerte de compañeros a manos del gobierno, como sucedió el pasado 7 de enero.

Por eso, queremos pedirles que en este Encuentro estén muy atentos de lo que está pasando, tanto allá afuera en las comunidades, con nuestras familias, así como también de nosotros aquí adentro de este penal, que es como un polvorín a punto de estallar.

Hacemos responsable al gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, de lo que pueda pasar a las familias de todos nosotros, así como lo que nos pueda pasar aquí adentro.

Proponemos que en la relatoría final o los acuerdos que se tomen en el Encuentro tengan en cuenta las siguientes propuestas; son cuatro:

Uno.- Que se haga justicia por los compañeros caídos el 7 de enero del año en curso en La Concepción, como son Ulises García, Eusebio Elacio, Alexis Santos, Crescenciano Everardo, Feliciano Ascencio y ahora además Celestino Hernández, asesinado el pasado 15 de noviembre de 2014, castigando a los culpables, pues hasta la fecha no hay ningún detenido por estos crímenes que cometieron.

Dos.- Libertad a los presos políticos del CECOP y de la Policía Comunitaria que en total somos 19, incluyendo al compañero Goznalo Molina, de la CRAC-PC de Tixtla que está preso en el penal de Chilpancingo.

Tres.- Cancelación definitiva y punto final a la Presa La Parota, así como de las concesiones mineras otorgadas por el gobierno de Peña Nieto en el país.

Cuatro.- Salida de la Policía Estatal del poblado de La Concepción, que están ahí estorbando y amenazando; así como también que cesen las ejecuciones de las órdenes de aprehensión en contra de los integrantes del movimiento.

Nos despedimos con la esperanza de que pronto recibiremos nuestra libertad.

Marco Antonio Suástegui Muñoz, vocero del CECOP

Francisco Cabrera Morales

José Francisco Morales

Fernando Chona Chávez

Pablo Carmen García

Catarino Valeriano Estrada

Javier Melchor Santiago

Ernesto Valeriano Morales

Olegario Montes de Oca Mejía

José Elacio Martínez

Felipe Romero Galeana

¡La tierra no se vende!

¡Que viva el MAPDER!

¡Que viva el CECOP!

¡Zapata vive!

Fraternalmente.-