14 de Marzo: en acción contra las presas, celebramos los ríos, el agua y la vida

14 de Marzo: en acción contra las presas, celebramos los ríos, el agua y la vida

Este 14 de marzo, los pueblos y comunidades amenazados con el despojo y desplazamiento por los proyectos de presas La Parota Guerrero, El Zapotillo Jalisco-Guanajuato, Paso de la Reina Oaxaca, Las Cruces Nayarit, cuenca de La Antigua Veracruz y al menos diez en la Sierra Norte de Puebla y otros más en cuencas hídricas de Chiapas, hacemos un llamado al pueblo de México de “Volver a la raíz” para celebrar los ríos, luchar contra las represas y fortalecer la organización en defensa de nuestras fuentes de agua, sustento de vida, y de los procesos de resguardo del territorio, pilar que nos une a las generaciones que vienen.

Quienes hacemos este llamamiento venimos caminando y luchando desde hace quince años como Movimiento Mexicano de Afectadas y Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos, MAPDER y hoy, en el marco del Día Internacional de Acción contra las Presas y por los Ríos, el Agua y la Vida, denunciamos como ayer la gravedad de las afectaciones ambientales y de carácter social que significan dichos proyectos y las agresiones sufridas por la decisión de imponerlos a toda costa pasando sobre la voluntad y el rechazo de pueblos y comunidades. Denunciamos un modelo energético que prioriza la generación de energía y la gestión del agua para las empresas y no para el consumo humano ni para la permanencia de nuestros ecosistemas. Este modelo energético impuesto en México y maquillado con un discurso de “Transición energética” es el causante de la proliferación de proyectos que causan muerte y violencia en nuestros pueblos.

Hemos enfrentado en estos días del año 2018 una escalada de agresión, agravios, hostigamiento y criminalización que incluyen ataques armados, como en el Acapulco Rural donde defendemos y celebramos el río Papagayo en contra de la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Presa La Parota de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), o la criminalización de defensoras y defensores de Temacapulín, Jalisco, donde protegemos el Río Verde y a comunidades que decimos no a la presa El Zapotillo y al trasvase del agua para especulación y la industria de León, Guanajuato.

Como lo hemos hecho desde el año 2003 y como nuestros predecesores lo hicieron también, exponemos las razones de nuestra inconformidad y demandamos la cancelación definitiva de dichos proyectos.

-Exigimos la libertad de 25 presos integrantes del Concejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota en el penal de Las Cruces, estado de Guerrero.

-Rechazamos las declaraciones oficiales del Gobernador de Oaxaca Alejandro Murat que buscan imponer el Proyecto Hidroeléctrico Presa Paso de la Reina sobre territorio indígena, mestizo y negro de la Costa y Sierra Sur de Oaxaca.

-En Chiapas exigimos la cancelación de la ampliación del proyecto Chicoasén y de los proyectos de mini-hidroeléctricas en el río Cuilco en la Sierra de Chiapas. Denunciamos también la implementación de las Zonas Económicas Especiales que se pretenden desarrollar en la frontera de nuestro estado.

-Exigimos también cese la criminalización hacia defensores en la Sierra Norte de Puebla que defienden los ríos y se oponen a la construcción de hidroeléctricas para grandes empresas entre los que se encuentran integrantes del COTIC de Cuetzalan e integrantes del Movimiento en Defensa del Agua y el Territorio y la Vida de CNPA MN y del municipio de Ocotepec.

Nuestra acción tiene como fin esencial la exigibilidad de nuestros derechos que han sido constantemente violados. La visión que rige nuestros movimientos de resistencia tiene por delante no solo la lucha por justicia, democracia y libertad, sino por la vida misma. Nos pronunciamos hermanos y hermanas de las diferentes resistencias a los proyectos de fracking, minería, gasoductos, porque sabemos que estos proyectos son parte de este sistema capitalista devorador.

Reiteramos que mientras continúen tratando de imponer a fuerzas esos proyectos de presas que son rechazados por los pueblos y comunidades campesinas e indígenas, seguirán violándose sistemáticamente los derechos de cientos de miles de mexicanos amenazados con el despojo, el desplazamiento forzado y la devastación de nuestros territorios.

Por las razones expuestas, demandamos la cancelación definitiva de los proyectos de presas que afectan nuestras vidas y el futuro de nuestros hijos.

Pero además, alertamos a la población acerca de la pretensión gubernamental y de grandes empresarios de imponer en el Congreso legislativo una Ley General de Aguas salvajemente privatizadora y permisiva de la técnica de fracking para la extracción de hidrocarburos no convencionales. También de las Zonas Económicas Especiales y de la Ley de Seguridad Interior, pues estas políticas suponen la legalización del despojo y más ataques a las defensoras y defensores de los derechos humanos, de los pueblos y de la tierra.

Expresamos nuestro total respaldo a las comunidades que exigen la cancelación del proyecto de construcción de la fábrica de cianuro de la transnacional The Chemours Company en la región de La Laguna, norte de México, y exigimos cese la represión y criminalización de la protesta. ¡Basta de sobreexplotación, acaparamiento y contaminación del agua!

Anunciamos que celebraremos el XV aniversario de nuestra lucha durante el XIII Encuentro Nacional MAPDER que de antemano preparamos para los días del 26 al 28 de octubre de 2018 en los Bienes Comunales Indígenas de Cacahuatepec, Guerrero, lugar del nacimiento de nuestra resistencia y del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP), y que llevará el nombre de nuestro compañero recientemente fallecido en el estado de Veracruz, Don Juan Zamora González, pionero chinanteco de la lucha antirepresas en México por su defensa comunitaria contra las afectaciones resultantes de la construcción de la presa Cerro de Oro.

Unimos nuestra acción a la defensa de los ríos internacionales, sin represas, nuestra exigencia de respeto a nuestros derechos y por la cancelación de proyectos de presas. Nos solidarizamos con las diferentes manifestaciones que se realizan a lo largo del mundo para hacer más fuerte la lucha contra los proyectos energéticos.

Hoy, transcurren para nosotros quince años de lucha y nuestra exigencia y convicción es la misma, a una voz:

 

¡Ríos para la Vida, No para la Muerte!

¡Nuestras defensoras y nuestros defensores de los ríos, viven!

14 de marzo de 2018

Movimiento Mexicano de Afectadas y Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos

MAPDER