CECOP —VI— EL CONFLICTO AMBIENTAL — 13° Aniversario — DE LA DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y EL AGUA A LA DEFENSA DEL PLANETA

CECOP 10 (2)

                                          CECOP -VI-  EL CONFLICTO AMBIENTAL  -13° Aniversario-
                             DE LA DEFENSA DE LA TIERRA Y EL AGUA A LA DEFENSA DEL PLANETA

El Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP) denuncia que, en este momento de “auge de las redes sociales”,  hemos sido blanco de francotiradores cibernéticos que, pagados por el gobierno al igual que los golpeadores que agredieron e hirieron a los maestros de la CNTE en Chiapas y en Nochixtlán, buscan acabar, destruir o dividir a los movimientos sociales a través de campañas de desprestigio y hostigamiento hasta llegar al asesinato y la desaparición forzada como aconteció en Oaxaca y en Ayotzinapa.

Nuestro movimiento de resistencia en contra de la presa La Parota, sin embargo, sigue firme y en pie por la cancelación definitiva del proyecto, que hasta ahora está suspendido por la organización y la fuerza de comuneros y ejidatarios que seguimos luchando por la autodeterminación, la defensa de nuestros derechos, del territorio comunitario, la tierra y el agua.  En este momento crítico para el país, rememoramos nuestros triunfos en defensa del medio ambiente lo que ha significado vida para los pueblos y el triunfo por la vida del Río Papagayo.  Esta remembranza inicia con la Audiencia Pública en la que impugnamos la Manifestación de Impacto Ambiental; pasa por recordar el veredicto del Tribunal Latinoamericano del Agua, y la conformación del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), pero no nos quedamos ahí. En el momento actual en que el mundo entero está amenazado por el calentamiento global, que si no es frenado nos arrastrará a una catástrofe sin precedentes en la historia de la humanidad, debemos unirnos todos los movimientos y organizaciones ambientales e iniciar acciones que obliguen a las grandes empresas contaminantes y a los gobiernos que las cobijan a frenar de manera definitiva sus emisiones de gases de efecto invernadero.

La discusión deberá partir del análisis sobre el fracaso de la sesión 21 de la Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático realizada en París en diciembre de 2015 que culminó con la negativa de los países dominantes de eliminar, suspender o siquiera reducir sus emisiones contaminantes; por el contrario se centró en medidas mercantilistas, compra-venta de bonos de carbono, “negocios verdes” y  “sumideros de CO 2”  todas ellas falsas soluciones.

La discusión que deberemos emprender, deberá partir de cuestionamientos claves como:

¿Quiénes son los verdaderos beneficiados de los megaproyectos hidroeléctricos, eólicos, de monocultivos o de la minería depredadora?  ¿Qué papel juegan los gobiernos al fungir como guardianes de las empresas y represores de los pueblos en resistencia?  ¿Cómo pasar de la resistencia a la ofensiva y qué tácticas de lucha se requieren para enfrentar a las empresas en su mayor parte trasnacionales?  ¿Qué hacer si en la base de los megaproyectos está un esquema de “producción y consumo sin fin”, sustento del sistema capitalista dominante?  ¿Es necesario emprender claramente la lucha en contra de ese sistema capitalista depredador?  ¿Con qué instrumentos teórico-prácticos?

Discutir y avanzar en estas cuestiones es el reto que  tenemos quienes estemos dispuestos a pasar de la defensa de nuestras tierras a la defensa del planeta.

LAS AFECTACIONES AMBIENTALES EN LA PAROTA

El 24 de agosto de 2004, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), a exigencia de los campesinos, se vio obligada a someter a Consulta Pública la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto (Semarnat, MIA La Parota: 23-129). La MIA fue impugnada por los propios campesinos y por expertos independientes en tanto que, no evalúa integralmente los daños al sistema hidrológico. No impone medidas al problema de erosión y sedimentación. No evalúa el impacto en el abasto y calidad de agua para Acapulco. Afecta la Región hidrológica prioritaria No. 29, Río Papagayo-Acapulco, y la Región marítima prioritaria No. 32, Coyuca-Tres Palos. Se expondría a la zona a un riesgo de epidemias y enfermedades hídricas. Destruiría especies de flora y fauna, algunas endémicas como la Rana Papagayo, protegidas por su categoría de especies en peligro de extinción. No presenta un estudio sísmico de fondo. La Parota se localiza en la zona más altamente sísmica del país, la Fosa Mesoamericana, que limita con la Placa de Cocos y la Placa Continental Norteamericana, y, como todas las grandes presas, se requiere de profundos estudios sobre sismicidad. (Mc Cully, 2004b:135-138).  El 13 de diciembre de 2004, la Semarnat autorizó el impacto ambiental. Ejidatarios y comuneros presentamos un Recurso de Revisión (Semarnat,2005: 12GE2004H0014). En agosto de 2005, la Semarnat confirma la autorización sin considerar el principio precautorio. El 3 de marzo de 2006 interpusimos una demanda de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. (TFJFA: Exp.7384/06/17-08-8).

La Manifestación de Impacto Ambiental está autorizada, pero no pueden hacer la presa.

EL TRIBUNAL LATINOAMERICANO DEL AGUA.  VEREDICTO
 
El 17 de marzo de 2006, el caso La Parota fue tratado en la Primera Audiencia Pública del Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA) -tribunal internacional de justicia ambiental con carácter ético- En su veredicto consideró que, la manifestación de impacto ambiental y su correspondiente autorización no considera los daños a la salud pública ni a la calidad de vida de la población, con lo que se violan la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), la ley de Aguas Nacionales, y la ley general de Salud. El TLA resuelve: “Los derechos agrarios de las comunidades afectadas y el control del territorio y sus recursos naturales deben ser garantizados como lo marca el artículo 27 constitucional. De igual manera debe respetarse la diversidad cultural, la existencia de comunidades indígenas, los derechos agrarios y formas de gobierno, usos y costumbres en su territorio como se especifica en el artículo 2 de la Constitución”

Por consiguiente:

1.      El Proyecto Hidroeléctrico La Parota debe cancelarse ya que no se demuestran los beneficios a la población local ni su contribución al desarrollo regional, ni considera la protección del ambiente y los recursos naturales.

2.      El gobierno del estado de Guerrero debe garantizar las condiciones de seguridad para la población, respetar los derechos humanos y contribuir a la paz social de los habitantes de la región afectados por el citado proyecto. (TLA, Veredicto La Parota, http//www.tragua.com).

LA INTEGRACIÓN DEL MOVIMIENTO MEXICANO DE AFECTADOS POR LAS PRESAS

Los afectados por las presas en México conformamos en noviembre de 2004 el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER) en un evento realizado en la comunidad de Aguacaliente, anexo de los Bienes Comunales Indígenas de Cacahuatepec, Municipio de Acapulco, Gro.

La construcción de presas implica desplazamientos masivos. La constante ha sido la imposición a toda costa de los proyectos, desplazando de sus  tierras, territorios y poblados a cientos de miles de afectados, pisoteando sus derechos.  Por los fuertes impactos sociales y ambientales, los constructores, las instituciones promoventes de los proyectos y los tres niveles de gobierno se han valido de promesas, engaños y actos ilegales para que los afectados cedan los derechos sobre sus tierras o prometen pagos que nunca cumplen y en casos extremos llevan a cabo desalojos forzosos. Esta ha sido la tónica por mucho tiempo y en el mundo globalizado se ha endurecido con el papel asignado a nuestro país, como proveedor de recursos estratégicos, lo que ha generado la rapiña sobre territorios y recursos básicos comenzando con el acaparamiento de tierras y el dominio sobre el agua. La resistencia contra la construcción de presas deja al desnudo el nuevo proceso de acumulación capitalista basado en el saqueo y el despojo.

El Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas nace de la decisión de los afectados de distintos estados de la República para integrar una resistencia unificada frente a la agresión. En México, las instituciones encargadas de abrir el camino a los capitales saqueadores, son la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) con el apoyo de la SEMARNAT como agente de ventas y permisos para el saqueo y de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) para validar el despojo de tierras. Estas promoventes gubernamentales entregan los proyectos a las grandes constructoras, sobre todo a través del esquema de Inversión Financiada con capitales contratados con la banca internacional básicamente a través de Pidiregas que vendrían a originar deuda pública millonaria que tendríamos que pagar todos los mexicanos. Por citar un caso, para hablar de montos, el presupuesto programado para el proyecto Presa La Parota, hoy suspendido por la lucha de los pueblos, era de mil cien millones de dólares.

El 1er. Encuentro del MAPDER se llevó a cabo en noviembre de 2004 en nuestras tierras en resistencia contra la Presa La Parota. Se reforzaron lazos de cooperación entre afectados y se puso especial énfasis en la defensa de nuestros derechos como pueblos indígenas. Se fijó una línea política independiente del gobierno y se adoptó la movilización como método fundamental de lucha.

Recordamos y exigimos el esclarecimiento por parte del Estado hondureño de los asesinatos de nuestras compañeras del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Berta Cáceres y Lesbia Janeth Urquía, asesinadas  éste 2016 por su infatigable oposición a los proyectos de represas en los ríos Gualcarque y el río Chinacla. Las compañeras están hermanadas con el CECOP y con el MAPDER, por nuestra pertenencia a la Red Latinoamericana contra las Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua (REDLAR).

13° Aniversario,  28 de Julio de 2016.