Confirma SCJN amparo contra acueducto y reconoce a yaquis

040n1est-1Periódico La Jornada
Jueves 9 de mayo de 2013, p. 40
Alfredo Méndez y Angélica Enciso

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó ayer el amparo contra la autorización de la manifestación de impacto ambiental que otorgó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para la construcción del acueducto Independencia en Sonora, y reconoció la personalidad de la tribu yaqui para reclamar ante las autoridades la inhabilitación de esta obra.

Representantes de la tribu señalaron que esta decisión confirma que hubo irregularidades en este proyecto y favorecerá la preservación de esta etnia y del medio ambiente.

La primera sala de la SCJN resolvió el amparo en revisión 631/2012 y ratificó la protección que un juez de distrito de Sonora otorgó a la tribu yaqui, para dejar sin efecto la autorización de la Semarnat, en virtud de que la operación del acueducto –que trasvasaría agua del río Yaqui al Sonora– puede afectar a la comunidad, la cual tiene los derechos de agua de la presa La Angostura por decreto presidencial del 30 de septiembre de 1940. Con esa agua los yaquis riegan sus tierras.

Los voceros de la tribu recordaron que en julio de 2010 la Comisión Nacional del Agua (Conagua), órgano desconcentrado de la Semarnat, otorgó 50 millones de metros cúbicos de agua para la construcción del acueducto Independencia y se publicó la convocatoria para licitar la obra, a pesar de la suspensión dictada por la juez octava de distrito de Sonora.

Ese año se presentó a la Semarnat la manifestación de impacto ambiental de la obra y la dependencia la autorizó. Ninguno de estos procedimientos cumplió los requisitos legales de información y el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades indígenas que poseen derechos sobre los recursos naturales. Por ello, la tribu solicitó y obtuvo un amparo y la Semarnat presentó el recurso de revisión que la corte resolvió ayer.

Mario Luna, secretario de la autoridad yaqui, confió en que el gobierno de Sonora asuma una actitud responsable y tome en cuenta que existen muchas otras opciones más para abastecer de agua al pueblo de Sonora, y en particular a Hermosillo.

http://www.jornada.unam.mx/2013/05/09/estados/040n1est