A un año de la toma pacífica de la presa El Zapotillo, se analizan las perspectivas de lucha

SITUACIÓN ACTUAL SOBRE LA PRESA EL ZAPOTILLO, Jalisco

Guadalupe Espinoza Sauceda

Hace exactamente un año que tomamos el sitio donde se construye la presa El Zapotillo. Desde la noche del 27 de marzo intentamos hacerlo, como a eso de las 11 pm, pero no pudimos juntar la gente suficiente, por lo que acordamos como aproximadamente a la 1 am del día 28 de marzo de 2012 que en cuanto amaneciera muy temprano continuaríamos con los preparativos para irnos al Zapotillo. Razón por la cual hasta el día 28 pudimos tomarlo.  Fue toda una experiencia, de aciertos y desaciertos, de aprendizaje. Como al tercer o cuarto día paralizamos toda la obra. El Zapotillo estuvo en manos de la gente de Temaca y organizaciones aliadas. Entonces sí le dimos donde le dolía al gobierno y se dejaron venir las presiones y resistimos.

Por eso hoy 28 de marzo estamos festejando la toma de El Zapotillo y que motivó que como resultado de la toma por alrededor de una semana, el gobierno federal por primera vez aceptara sentarse e instalar mesas de un supuesto diálogo. Recuerdo que fueron creo 4 mesas temáticas y una resolutiva que se celebró el 1 de junio del año pasado. Estuvo la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la SEGOB por parte del gobierno federal y la Comisión Estatal del Agua por Jalisco. Las mesas no fructificaron. El gobierno no oyó los argumentos de los pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y dijo que la presa iba porque iba.  Las mesas fueron un disimulo para que abandonáramos el sitio de la cortina, fue una manera de sacarnos. Así, al final quedamos algunos integrantes del movimiento y asesores con denuncias penales, tanto en el ámbito federal como del fuero común que al final no supimos a ciencia cierta si las retiraron o no, o las tienen pendientes de reactivar en caso de que volvamos a tomar El Zapotillo o hagamos otra acción fuerte. El gobierno incumplió su palabra, lo que no es novedad.

Hoy la lucha en Temaca sigue. La resistencia está viva. Temaca no se ha doblegado y prepara nuevas acciones en contra de la construcción de la presa El Zapotillo. A Temaca le ha asistido y asiste la razón y el derecho. Por ello continúa la defensa legal ante la justicia federal con los juicios de amparo, próximamente se estará resolviendo un juicio de revisión que esperemos suspenda la construcción de la presa El Zapotillo. Recientemente se acaba de echar abajo el Plan de Reubicación, que ellos los del gobierno llaman Plan de Desarrollo. Es una lucha que ganó el movimiento.

Ya lo acaba de decir también el Relator sobre la Alimentación de la ONU que con motivo de la presa El Zapotillo se violan una serie de derechos de las comunidades afectadas por El Zapotillo, sobre todo el de consulta, información y el derecho a la alimentación.

Actualmente nos encontramos en un punto medio entre los que quieren la presa como las comunidades que se oponen y no la quieren. Este año es decisivo. Sepamos como movimiento aprovechar la coyuntura electoral.